CHARADA – mayo 2011

Buenísima. Esta obra es un cuadro vivo que se pinta a si mismo sin historia. Actos que se entrecruzan y generan otros o tal vez no, sólo se entrecruzan. Investigaciones estéticas de gran fuerza.

Es como si existiera un pensamiento sensorial, pues todo esto podría navegar la mente de un artista en un momento, pero el desafío es diseccionarlo y sostenerlo en escena. Búsquedas obsesivas que se reflejan en la obra y logran  expresar con total libertad los sonidos y los movimientos que nos defienden de vivir el dolor en el alma.

Mi sensación es que expresa una gran soledad, una loca desconexión entre humanos, una etapa casi primitiva emocionalmente pero con objetos y sonidos actuales. Tal vez exonera pulsiones algunas veces naturales y otras salvajes. Desde ese lugar los objetos son renombrados y adquieren nuevo significado

Tiene un excelente ritmo y esto seguramente depende de un trabajo complejo y profundo. Despierta risas por la cómplice conexión con el público llegando a esos lugares de la mente donde esos juegos son posibles. Para el que tiene la capacidad de conectarse con esos rincones del alma esta obra es un placer.

María Inés Senabre

Charada – De Paco Giménez –

Funciones: sábados 21hs.

El excéntrico de la 18° (Lerma 420)

Localidades: $ 40 (Desc. Estudiantes y jubilados $30)  

Reservas: 4772-6092

Elenco: Verónica Allocati, Susana Behrend, Hernán Crida, Alicia Durán, Cora Elía, Andrés Flichman, Sonia Mykietyn, Pablo Ruiz Díaz, Julián Sanzeri, Pablo Sierra.

El estilo de creatividad de Paco Giménez se caracteriza por hacer teatral al objeto más cotidiano, es su mirada, su decisión de ponerlo frente al espectador lo que transforma en arte. Así como Marcel Duchamp revolucionó el concepto de arte con un mingitorio, Giménez descubre teatralidad en los objetos más cotidianos.
El gran desafío que siempre propone su estética es el despojamiento de lo intelectual, no hay que hallarle explicaciones, sólo hay que dejarse llevar por las imágenes y las sensaciones.
Desde ver a estos adultos jugar, hasta escuchar las risas de un público que acepta esta complicidad de no buscar los por qué. No es una propuesta para todos, es imprescindible abandonar lo intelectual, abrirse a lo sensorial, para seguir estos juegos siempre inocentes, pero esencialmente creativos.
Ana Seoane,
www.criticateatral.com.ar

http://www.criticateatral.com.ar/index.php?ver=ver_critica.php&ids=1&idn=2840

Asistente de dirección: Laura Battaglini y Matías Borrás.

Actos-adivinanzas, una pasarela, luz plena.

Un grupo de actores celebran, recitan y narran.

Con humor sugestivo y solemne darán rienda suelta a la acción teatral anticotidiana.

El propósito de esta empresa es un secreto y el espectáculo, una adivinanza.

La música es ejecutada por los propios intérpretes en vivo. Los actores llegan al escenario como si fueran transeúntes que pasan, ven luz y entran.

El título de la obra responde al carácter lúdico de una adivinanza.

Charada: ingenioso pasatiempo que se cree tuvo  su origen en Francia en el siglo XVIII. Consistía al principio en un acertijo que se publicaba en diarios y revistas para entretenimiento de los lectores. Más tarde se convirtió en un juego de salón al presentárselas en la forma de charadas animadas, en donde una o más personas, mediante gestos, ademanes o actitudes suministran la información necesaria.

En este caso los actores también hablan, pero de manera elusiva, remitiéndose a realidades inefables. ¿Cuáles? las actuales.

PACO GIMÉNEZ / Actor, director y maestro de teatro, nacido en Cruz del Eje, Córdoba, Paco Giménez se dio a conocer en 1974 como un joven teatrista recién egresado de la Universidad , participando en las puestas del grupo La Chispa.

Vinculado a la creciente teatralidad cordobesa de los años ’70 y a una época de agitación política, Paco Giménez dejó la Argentina en 1976 y se estableció en México, tras dirigir varias puestas de La Chispa y de la Comedia Infanto Juvenil.

Luego de la nutrida actividad que desarrollara en México durante siete años (continuando la actividad de La Chispa, vinculado al grupo Circo, Maroma y Teatro y como actor de variedades en el bar El Fracaso de Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe), regresó a Córdoba en 1983 dando inicio a los talleres de formación e indagación que sentaron base para el Teatro La Cochera.

Desde 1984  hasta su último estreno en 2009, Paco Giménez ha sido motor de La Cochera, centro de una actividad teatral con presencia internacional.

Su labor como formador y como director se extendió en los últimos años a distintas provincias de Argentina, especialmente  Buenos Aires, donde dirige desde 1990 el Grupo La Noche en Vela.

Desde hace siete años es profesor titular por concurso de las cátedras Actuación, Integración y Producción de la Licenciatura en Teatro de la Escuela de Artes de la UNC.

En 1990 Recibió la Gran Beca Fundación Antorchas y en tres oportunidades fue becario del Fondo Nacional de las Artes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s