EL ORGANITO – junio 2012

Una muy buena obra para ver en tiempos de crisis.  En épocas de miseria mayor o menor es muy difícil encontrar un gesto realmente sano, lo criado miserablemente sólo genera miserias.

La pobreza no es miseria, la miseria se sostiene de todos modos y es una manera de vida.  En esta obra, si fuera un campeonato, todos pierden ante el poder, ante el miedo, ante el hambre.

La fina línea en la cual juzgar es muy difícil está brillantemente respetada en esta puesta. Hay maldad y hay bondad pero no hay buenos y malos en su forma absoluta.  Tal vez en otros tiempos “la mamma” hubiese sido salvada por la ternura  filial (o la culpa tal vez), pero pasó mucha historia bajo el puente y la mirada “Discépolo” en esta puesta  aparece clara y contundente.

El trabajo de dirección nos regala una trayectoria sin cortes y sin fallas de ritmo, fluida y orgánica. Es una versión libre pero es una libertad bien empleada que se sujeta a tantas cosas importantes: mensaje, lenguaje, estética etc

La escenografía y las luces, realmente  excelentes. El gusto por lo sugerente, la transparencia, las vistas entre maderas y chapas, agrandan la escena y nos terminan de “engrupir” como se decía en esas épocas.

La reconstrucción de la forma del habla, casi una exégesis que define significados al manejar entonaciones, es de lo mejor y más ajustado que vi en cualquier tipo de obra referida a un tiempo no actual o un lenguaje no local.  La reconstrucción del vestuario, no sé si la pifiaron (para seguir en la onda) con algo pero si fue así me engañaron y no es fácil engañarme en eso.

Las actuaciones son buenísimas, y del mejor buen gusto.  Esta puesta tiene música original escrita por el Tata Cedrón grabada por el trío.

Cuando abrieron este precioso teatro, con una acústica espectacular, apto también para espectáculos musicales, Sergio Lobo, el director de esta obra,  habló del enfoque que piensan darle y la intención de mantener siempre alguna obra del Grotesco Criollo en cartel, ya que notoriamente cuando viene alguien del exterior a investigar, no son fácilmente localizables estos clásicos.  Anabella Valencia,  la directora artística de la sala,  insiste con la intención fundacional “Desplegar prioritaria y fundamentalmente toda actividad relacionada con el teatro Argentino, apostando a la escena contemporánea, como así también, comprometiéndose a presentar, en forma permanente, a nuestros autores clásicos.”

María Inés Senabre

El Organito


De Enrique y Armando Discépolo  Versión: Sergio Lobo  Música Original: “Tata” Cedrón  Asistencia de dirección: Patricio Belmont y Florencia Carruba  Asesoramiento escenográfico: Hector Calmet

Diseño de escenografía y vestuario: Jorgelina Herrero Pons Diseño de Iluminación: Hector Calmet Canciones originales: Juan Cedrón / Sergio Lobo Música original: Juan “Tata” Cedrón Interprete: Trío Cedrón Producción Ejecutiva: Anabella Valencia Producción: Teatro El popular
Intérprete: Trío Cedrón

TEATRO EL POPULAR  http://www.teatroelpopular.com.ar
Chile 2076 – CABA – Tel. 011-2051-8438
Funciones: Sábados 21 horas
Localidades $ 50
Elenco: Miguel Polizzi, Any Messore, Norberto Mizzi, Emiliano Mazzeo, Mayra Mucci, Gerardo Secco

Dirección General: Sergio Lobo

Producción: Teatro El Popular

En la Buenos Aires de los años veinte, una familia de raíz inmigrante vive la inminencia de su desintegración entre oscuros planes y embestidas desesperadas. Saverio, organillero mendicante y sórdido jefe de familia, ha decidido reemplazar a su cuñado, Mamma Mía, un viejo tullido, otrora su socio ideal en el arte de mendigar con El Organito, por considerarlo contraproducente debido a su franca decadencia. Para ello, se asocia con Felipe, el hombre orquesta, un joven poco agraciado que “haciendo el idiota”, armado de bombo, armónica y campanillas, entre bailes y ridículas morisquetas, es una verdadera “mina de oro” a la hora de “recaudar”. Esta decisión agudizará tensiones y confrontaciones entre todos los miembros de la familia y ya nada volverá a ser como antes.

 

Por qué el Organito:

Creemos que para dar futuros pasos, para crecer en este arte ancestral, es necesario mirarnos desde nuestros propios orígenes y perspectivas. Rescatar nuestras propias expresiones es reconocer sus actualidades, alumbrarnos con aquellas miradas. Proponer el grotesco criollo a las nuevas generaciones es recordar de dónde venimos, disfrutarlo, entender nuestros orígenes culturales, sociales y populares  y fortalecernos en nuevas experiencias y saberes para la imprescindible construcción de la identidad nacional.

Teatro El Popular se compromete a promover y producir teatro contemporáneo, y con la misma pasión, a sostener una muestra permanente de nuestros autores y géneros clásicos (Discépolo, Novión, Florencio Sanchez, ente otros) porque estamos convencidos de que haciendo “revisionismo teatral” crecemos como pueblo y como artistas.

Anuncios

3 comentarios en “EL ORGANITO – junio 2012”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s