EL MUNDO EN MIS ZAPATOS, agosto 2017

image001Una obra entrañable dirigida por una de las profesionales que tiene la capacidad de ponerse al servicio de lo historia y armar el camino sin preocuparse por la marca de su estilo.

Siempre estos momentos de fin de año y Navidad refieren a cuentas pendientes a recuentos de logros y pérdidas.

Brenda Fabregat relata en primera persona la situación de ir y venir en la vida y lo que significa el retroceso como experiencia, adaptar  su vida el tiempo de sus hijos y a las necesidades de su familia intentando no dejar de lado su aspiración de actriz. Se logra esto con un interesante recurso que emula el rewind. Es destacable como, la directora Eloísa Tarruela, una profesional con  currículum cinematográfico, utiliza esas herramientas y enfoques  con sencillez y buen gusto.

Brenda, su personaje, se encuentra sola en el momento de Navidad y es este el instante propicio este para reflexionar sobre su vida pasada.

Una dupla imparable de directora y actriz: la energética Brenda y  la personal Eloísa que le ayuda a superar los escollos y marca claramente los andariveles  de lo expresivo y dramatúrgico.

Divertida y ágil, esta obra aporta una personal mirada dejando de lado lo más fácil y transitado para abrirse nuevos desarrollos con humor inteligente.

Excelentes iluminación vestuario y escenografía.

Por su contenido parecería de más duración pero no aburre, es simplemente un viaje temporal a otra velocidad

Más allá de las risas deja algo en el alma reflexiones e ideas para seguir la conversación más tarde.

.María Inés Senabre

El Mundo en mis zapatos

Dramaturgia: Brenda Fabregat y Eloísa Tarruella

Intérprete: Brenda Fabregat Dirección: Eloísa Tarruella