LOS JUSTOS- julio 2012

Un placer navegar por este mundo en el cual la búsqueda de la justicia es comunitaria, limpia y clara, ayuna de odio.  ¿Qué lugar tiene el odio en este mundo de injusticia?  Esta pregunta es acentuada en el marco de elegir si pensar las cosas románticamente o con dura frialdad. En el proyecto de matar al Gran Duque van quedando delineadas ambas posturas y sus motivos.  Se sopesan las cuestiones que inclinan la balanza, la  edad, la postura, la imagen que se da al generar el atentado.

Es interesante ver la generosidad de los planteos revolucionarios de comienzos del siglo XX. En esta puesta se eligen los pronombres personales del habla popular en nuestro país, esto ayuda a crear ese juego de calidez que se entremezcla con la violencia de los planteos.  Hay un matiz de martirio en los sueños de dos amantes.

De la mano de Agustín Alezzo se logra sostener el estilo ruso equilibrado con el calor emocional también propio de ese pueblo.

Brillantes actuaciones, una energía bien equilibrada y sólida. Me gustaría destacar la actuación de Antonela Scattolini, realmente me llevó a la estampa de la mujer rusa revolucionaria en un nada fácil papel.

Son excelentes los aportes de la escenografía y del sonido. Son naturales y sencillos pero contundentes.

Un planteo muy interesante en esta época, ¿que es la justicia? y ¿que significa ser justo?

El momento del final no acaba con el clima que me generó, caminar unos pasos y hablar de alguna otra cosa tal vez. No es fácil quitar el resplandor de una obra tan profunda que dibuja el mapa para tesoros humanos tal vez olvidados.

María Inés Senabre

LOS JUSTOS, de Albert Camus Traducción: Francisco Javier

Dirección : Agustín Alezzo  

TEATRO EL DUENDE  Aráoz 1469  Para reservas de entradas: 4831 – 1538

Días y horas de funciónViernes  21hssábados 22 hs. y domingos 19:30

Valor de las entradas: General: $ 70.- Jubilados y estudiantes: $ 45.-(solo domingos)

          Este espectáculo cuenta con el apoyo de Proteatro y con el auspicio de la Embajada de Francia- La sala cuenta con el apoyo del INT y de Proteatro

 Son sus intérpretes:

 Emiliano Delucchi……. Annenkov – Antonela Scattolini…… Dora         Julian Caisson…………Stepan – Gastón Ares…………..  Voinov                      Nicolás Dominici……… Kaliayev –  Sebastián Baracco…….  Guardia  Martín López Pozzo….. Foka- Marcelo Zitelli………… Skuratov                                    Nora Kaleka…………..La Gran Duquesa

Asistente de dirección: Sebastián Baracco Diseño de luces : Félix (Chango) Monti, Música: Mirko Mescia, Escenografía y vestuario: Marta Albertinazzi, Traducción: Francisco Javier, Dirección: Agustín Alezzo

 Sobre la obra: Título: Los Justos, de Albert Camus, Género: Drama, Título original: Les Justes, Duración del espectáculo: 1h 40´

Síntesis argumental:

Albert Camus se inspira en un suceso histórico acaecido en 1905: la primera revolución rusa llevada a cabo por  jovencísimos anarquistas que intentan derrotar al régimen zarista, que fuera aplastada enérgicamente, y escribe una obra de notable fuerza dramática, profundamente conmovedora y que nos sacude intensamente,  a la vez de obligarnos a pensar sobre los grandes temas de nuestros trágicos tiempos: “¿la violencia justifica sus medios?”; y la enorme importancia que tiene la vida de cada ser humano.  El pensamiento humanista que iluminó el siglo XX, nos continúa enseñando el camino a una humanidad que suele recorrerlo a tientas, y “Los Justos” con su reclamo une a una teatralidad fascinante, un profundo llamado a nuestras conciencias.   Agustín Alezzo

 

Vision de la puesta por Agustín Alezzo:

LOS JUSTOS

Poner en escena “Los Justos” es un proyecto que postergué largamente a través de años, porque no lograba hallar el conjunto de actores que pudiese hacer frente a las grandes dificultades y situaciones que sus personajes deben resolver, pues se trata de de mostrar una célula terrorista, de ideología anarquista, de cinco extremadamente jóvenes, algunos adolescentes.

Por fin creo haberlos hallado y emprendí la tarea.

¿Por qué “Los Justos”? – Albert Camús es, según mi mirada, una de las grandes personalidades del siglo XX, un siglo tan convulsionado y violento comandado por los Hitlers, Stalins, Francos, Mussolinis mayores y menores, donde muy pocos como Camus nunca perdieron de vista, mas allá de todas las pasiones creadas por los sectarismos de todos los signos, al ser humano como centro de la creación.

Un hombre que se crió en Argelia en una extrema pobreza, y vivió una dolorosa dualidad entre Argelia y Francia, ese hombre que luchó en la gran guerra contra Hitler durante la ocupación alemana en Francia enrolado con los maquís, en los

grupos subversivos, y que se destacó escribiendo filosofía, teatro y novela dentro de la literatura hasta obtener el premio Nobel.

Creo que las últimas generaciones no lo tienen presente y creo igualmente que su pensamiento continua siendo guía para recordarnos permanentemente que los valores espirituales que cada hombre lleva consigo, pertenece a lo mas elevado de la condición humana.

Nos enfrenta en esta pieza con los grandes interrogantes que todos en estos tiempos hemos tenido que enfrentar y su respuesta la formula con energía, a la vez que transida por un intenso dolor, y una infinita piedad por el género humano.

Ante una pieza conceptualmente tan rica y a la vez tan intensa en su acción dramática, decidí ser lo mas económico, descartando totalmente efectos de todo orden y que la austeridad fuese la cualidad predominante de la puesta en escena.    Agustín Alezzo Junio 2012

Albert Camus y “Los justos” por Francisco Javier

En Francia, los años 40 fueron particularmente favorables para el desarrollo del teatro: una pléyade de escritores comprometidos con su tiempo descubrieron en la escena una vía de comunicación y  expresión de sus ideas; y el público teatral se habituó a vincular el complejo mundo del pensamiento sobre los problemas sociales y políticos con los personajes y las situaciones teatrales. Entre los escritores que integraron esa pléyade, Jean-Paul Sartre, Albert Camus, Gabriel Marcel, Simone de Beauvoir, Thierry Maulnier, Jean Anouilh…

En las novelas y ensayos, Albert Camus explicitó su concepto del absurdo (especialmente en su ensayo El mito de Sísifo) y del compromiso del hombre con su mundo. En este último sentido, Los justos ocupa un lugar de privilegio. El dramaturgo eligió ubicar la acción en Rusia, a comienzos del siglo XX, momento en que un grupo de “terroristas románticos” planea un asesinato justiciero; para ellos, el ejecutor del atentado debía entregarse a la policía, y a la muerte. Ideológicamente, era la manera de coronar su acción revolucionaria (Albert Camus ha aclarado que se trata de hechos y de personas reales). Matar para participar en la conformación de una sociedad más justa es la meta del protagonista de Los justos. ¿Pero se puede utilizar cualquier medio para alcanzar un buen fin? Tal es el conflicto ético que Albert Camus presenta en su obra. Y ello con personajes de clara definición, situaciones verosímiles y un lenguaje de suma claridad. Por eso Los justos puede ser considerada una obra emblemática.

Los justos se estrenó en París en 1949, con María Casarès en el rol de Dora y Serge Reggiani como Kaliayev. Francisco Javier    Junio 2012

Anuncios

1 comentario en “LOS JUSTOS- julio 2012”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s