YERMA – mayo 2013

Una duda es,  entre otras sensaciones, lo que me quedó de esta puesta de Yerma  Me pregunto: ¿Cual es el motivo por el que alguien intenta vérselas con un clásico sin las herramientas apropiadas?. ¿Porqué presentar esta obra si el casting no te da buenos frutos?

Es innecesaria esta puesta de Yerma. Dos muy buenos actores poniéndose en los hombros lo que se puede, cuando la figura principal no soporta el personaje sobre su alma.  Como siempre en las puestas de Darío Portugal Pasache, Graciela González Saavedra es un pilar donde se apoya la mayoría del armado actoral, pero la verdad que esta vez, no logra evitar el resbalón y alguna caída del resto con problemas de memoria evidentes. La otra actuación más que rescatable es la de Martín Lo Nigro  que nos presenta ese personaje tan ambiguo, intentando de todas formas encontrar alguien a quien referir esa energía violenta y vergonzante frente a una tierra agostada. Un actor que debe morir como quien se pega a si mismo.

Tal vez sea demasiado pretender que el público ubique en su memoria del clásico, donde es que se desarrolla la escena, sobre todo si no nos movemos mucho del lugar que pretende ser el hogar, y sin nada muy claro, se supone vemos a Yerma llevándole el almuerzo a su marido en el campo y conversando con una señora alegre…. juro que me produjo mareos…. La técnica favorita de este director que es cambiar las fundas de los asientos, para marcar diferentes lugares, realmente no es útil, o tal vez no alcanza en esta ocasión.

No logro contestar mis pregunta del comienzo con seguridad….. Los clásicos no son intocables, y en general son los más vapuleados por talleres y grupos varios para entrenamiento, pero no siempre es necesario o justificable.

María Inés Senabre

“YERMA”
de Federico García Lorca

download

*Todos los sábados a las 21hs., en el teatro “La Tertulia”, Gallo 826 (C.A.B.A) – Argentina.

*Reservas:  4-865-0303 / teatrolatertulia@gmail.com. Costo entrada:  $70 (descuento para jubilados y estudiantes: $50).

Sobre “Yerma”.
Hace un siglo, Freud inaugura la pregunta ¿Qué quiere una mujer? “He matado a mi hijo”: Afirmación que nombra la encrucijada de Yerma y su enigma: amor-odio, sexualidad y muerte. La ilusión del hijo, obsesiviza cada vez más su vida. Ser madre, ¿es un deseo personal o un mandato social? La maternidad es lo transmitido de mujer a mujer, es la madre quien habilita el camino hacia la sexualidad. El entrecruzamiento de personajes que juegan esta trama, son los referentes simbólicos a los que recurre Yerma, quien tiene ausencia de relato acerca del amor, sexo, castración y muerte. “El hijo es un sujeto poético que nace del amor” (Lic. María Inés di Franco – Psicoanalista ).

Ficha Técnica:
Dirección General:  Darío Portugal Pasache.
Elenco: Jackeline Molineros Rodríguez, Martín Lo Nigro, Carolina Fonseca, Facundo Viana, Graciela González Saavedra,  Bárbara Kuglyen y Alejandra Guala.
Vestuario y Coreografía: Virginia Gago.
Escenografía e Iluminación:  Grupo Imagen Teatro Experimental.
Fotografía: Mauro Bistoletti  y  Carolina Fonseca.
Gráfica: Miguel Herrera – Leonardo Cafiero y Cecilia Moreno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s